El síndrome de la “Rana Hervida” Online

150 150 Prestigia

Los primeros días que empecé estudiando Marketing, un profesor nos pasó un par de casos de esos llamados “básicos” para empezar a entender los nuevos conceptos con lo que batallaría profesionalmente más adelante.

No eran las 4 P’s, por supuesto.

La rana hervida - online

Uno de ellos era la “Rana Hervida”, que intentaré transportar al modo online a continuación. El otro de ellos, también muy recomendable y con bastantes números a comentar también en el blog, era “La Mejor Ratonera del Mundo”. En definitiva, historietas o fábulas que según como se cuenten, contienen un razonamiento excelente de algunos conceptos marketinianos, extrapolables también a otros campos.

¿De qué trata la “Rana Hervida” Online?

Si lanzas una rana a una olla con agua hirviendo, ésta salta y evita quemarse. En cambio, si pones agua templada, la rana se quedará tranquilamente en la olla.

Si vas aumentando la temperatura gradualmente, la reacción de la rana no existe y se mantiene dentro, acomodándose a esa temperatura. Pero, llegará un momento que, al no afectarle en gran medida los pequeños cambios graduales, morirá quemada por la acumulación de estos, es decir, hervida.

Actualmente, existen empresas/empresarios que por distintas razones, la inversión en Internet les parece una opción muy poco atractiva. Mantienen el canal como algo semi-obligado, con un portal antiguo o simplemente estático con teléfono y logo, por ejemplo.

Al funcionarles relativamente bien su core-business, han ido dejando de lado el incremento de temperatura de la olla, siguiendo con el ejemplo, porqué no les afectaba en gran medida. Ni inversiones en Publicidad Online, ni gestión Online de la Reputación, ni rentabilizar la página Web, …

Las soluciones son escasas, ya que parecen morderse la cola. Por una parte, muchas de ellas tienen opciones de acabar hervidas. Por otra parte, las pocas que se den cuenta que el entorno está cambiado tanto,  si no “espabilan”, quedarán completamente fuera de juego, con pocas posiblididades de sobrevivir (aunque si no han invertido nada o casi nada en Internet, en momentos como los actuales parece poco probable que lo hagan).

N. A. Me parece que me he pasado con el título… 😉

2 comentarios
  • Jorge Mira

    Muy interesante, Àlex. La verdad que no tenía ni idea de esta fábula, pero me ha gustado (pese al dramático final de la rana). Ya tengo ganas de que nos hables de la ratonera. Me gusta especialmente el tema del proceso gradual…que al final, entiendo, es lo que hace la empresa que trabaja bien el marketing online con su target: poquito a poco lo pone a tono, hasta que, sin darse cuenta, lo tiene tostadito, fidelizado, enganchado. A ver si pronto tenemos muchas ranas en Prestigia 😉

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.