¿La realidad no está en Internet?

150 150 Prestigia

Nunca sabes con quién ni dónde puede surgir una charla de lo más amena. Ayer, sin ir más lejos, tenía que hacerme unas fotografías de carnet y mientras esperaba que se imprimieran, me puse a charlar con el vendedor. Es en momentos de la vida cotidiana cuando te das cuenta que a Internet (y a la sociedad en general) todavía le queda mucho camino por delante.

internet mundo


El señor, muy amable y con bastante cultura general, no entendía la necesidad de Internet. “¡Con lo felices que hemos sido siempre! Ahora, intentas ponerte al día y cuando te crees que lo has conseguido, ya vuelves a estar desfasado. ¿Para qué necesitamos todos estos cacharros?”, me comentaba. El debate surgió cuando me preguntó a qué me dedicaba. A partir de ahí, un tema que habría podido dar para dos frases se convirtió en una charla de más de media hora.

Al salir de la tienda, mi cabeza no pudo dejar de dar vueltas a aquella curiosa situación. Tal vez, nos estemos olvidando de un gran grueso social que no sabe el enorme potencial de la red y su uso empresarial. ¿Radica ahí el error? ¿Tendría más clientela el propietario de la tienda de fotos si dispusiera de web o de un blog? Y las mismas dudas en relación con los centenares y miles de pequeñas y medianas empresas que hoy buscan hacerse un hueco en el mercado, pero que ven la red y sus posibilidades como una cortina de humo.

No digo que Internet sea la solución divina, pero sí es cierto que está cambiando o ampliando la manera de hacer negocio. Aquellos que todavía se muestran reticentes a incluir los Social Media como una estrategia más de comunicación y marketing deberían darles un voto de confianza. Según publica Bizreport, en 2010 aproximadamente el 56% de las empresas tienen previsto incorporar dichas aplicaciones en sus planes de marketing. Por poner otro ejemplo, recojo de este post el dato que los anunciantes han incrementado considerablemente el uso de las redes sociales en Estados Unidos.

Y todo este lío, mi mente lo traslada a una esfera diferente. En esencia, y a mi parecer, el gran problema de nuestra sociedad y entorno más inmediato. La inseguridad frente a lo nuevo, el miedo a arriesgar. ¿Si no confiamos en nuevas estrategias, en nuevos caminos, cómo logramos que la apuesta por el 2.0 deje de ser algo cerrado? Tal vez este sea el primer paso, trasladar nuestra confianza en ello a sectores que están desinformados y ser los conductores de un cambio.

2 comentarios
  • Veronica Aimar

    Mirar a nuestro alrededor puede ser de gran ayuda para plantearnos preguntas y pensar soluciones. Justamente leía hace unos días en este post de Rafael Martínez, los distintos tipos de usuarios de Internet. Y dicha clasificación junto a lo que escribís hoy Sabri, me hace responder a tu pregunta diciendo que parte de la realidad está en Internet,mientras que otra parte está fuera de ella. No son excluyentes, ambas son necesarias y creo que depende de los que estamos “online” el saber trasladar sus virtudes sin olvidar sus defectos. Pues de esta manera podremos también tener en cuenta el “offline” y desarrollarnos como personas y empresas en los dos ámbitos.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En Prestigia Online S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web y cookies de ShareThis para tener estadística de contenido compartido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.