La recompensa del trabajo bien hecho

150 150 Prestigia

La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho

Jonas Eduard Salk. Médico, creador de la vacuna contra la poliomelitis

La poliomielitis fue detectada por primera vez en el año 1840, pero empezó a controlarse en 1949, cuando el bacteriólogo John Franklin Enders logró hacer crecer los virus en laboratorio dentro de tejidos. Basándose en esa técnica el epidemiólogo Jonas Edward Salk desarrolló una vacuna para los tres tipos de poliomielitis conocidos. Tras las pruebas clínicas pertinentes que demostraron que era segura, en 1954 se empezó la inoculación. La vacuna Salk, como se la conoce, es inyectable.

En 1964 se autorizó otra vacuna que había sido desarrollada por Albert Bruce Sabin. Se la llamó trivalente porque atacaba a los tres tipos de virus mencionados. A diferencia de la vacuna de Salk ésta se administraba por via oral, por lo que muy rápidamente la Sabin sustituyó a la Salk.

En muy poco tiempo hubo campañas masivas de vacunación y como consecuencia de todo ello, el 21 de junio de 2002, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado a la Región Europea libre del virus de la polio.

Si bien la vacuna de Salk no fue la que finalmente se adoptó para erradicar la enfermedad de la Región Europea, fue necesario el trabajo conjunto y mejorado de cada científico para lograrlo. La perseverancia en el desarrollo de soluciones, y el bien común fue lo que primó en la erradicación de la enfermedad. Y Salk, con su desarrollo de la vacuna, permitió que otros, como Sabin, trabajasen en la mejora de la solución.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.