“No tener blog o web es regalarle a Twitter y Facebook tu futuro”

1024 743 Prestigia

Hoy entrevistamos a Pablo Herreros, periodista y experto en comunicación digital. Actualmente es socio-director de Goodwill Comunicación, autor del libro El poder es de las personas (Léeme, 2013), profesor de The Valley Digital Business School, y conferenciante sobre comunicación 2.0.

Desde 2008 escribe el blog Comunicación se llama el juego, sobre periodismo, medios sociales, publicidad y web 2.0. El periódico El Mundo lo eligió en 2013 como uno de los 25 españoles más influyentes en internet.

A nivel personal se define como activista, tarea que realiza desde su blog dónde afirma: “sueño con que los criminales no ganen dinero por hablar de sus delitos en TV” (Pablo fue el impulsor de un boicot a La Noria, que le costó una querella de Telecinco, luego retirada)También reflexiona sobre publicidad, periodismo y comunicación, en una época de crisis económica y de valores que nos exige ser más creativos y críticos, para aprender del pasado y crecer en el presente.

Explícanos “quién es” y “qué hace” Pablo Herreros en 4 líneas…

Pablo Herreros es periodista y bloguero. Ha trabajado en comunicación corporativa desde 1994 para empresas como Iberdrola, Bang&Olufsen, Espasa, TelePizza, Pirelli o Wilkinson desde Goodwill, la empresa de la que es socio-director. Fuera de esa vida profesional escribe desde Comunicación se llama el juego sus reflexiones sobre periodismo, publicidad y cualquier asunto que tenga que ver con comunicación.

Pero sobre todo, Pablo es una persona normal convencida de que las personas normales pueden y deben cambiar el mundo.

¿Crees que actualmente la influencia digital ya ha superado al papel como medio de comunicación?

Por supuesto que sí. Pero iría más lejos: en el mundo actual, el contenido es líquido. Hablar de papel o de online es como lo de izquierda y derecha en política: son conceptos que definían situaciones pasadas. Hoy la influencia es transversal y vuela entre soportes.

Hay quién dice que los blogs han muerto… pero actualmente muchas empresas optan por tener un blog corporativo. Hay que tener blog… ¿sí o no?

Los blogs siguen vivísimos. Lo que ha muerto son los comentarios (descansen en paz ;). Mejor dicho: se han ido a las redes sociales, que sí siguen siendo un hervidero de matices y de aportes de cada uno sobre el contenido de otros. En Goodwill hacemos varios blogs, y uno que me gusta poner de ejemplo es el de www.prevenidos.es, porque trata de un tema teóricamente aburrido (prevención de riesgos laborales), pero conseguimos que sus contenidos sean transversales y los visiten miles de personas (el blog tiene más de 3.000 suscriptores y supera las 30.000 visitas al mes, cifras que no están mal para un tema tan específico).

Si eres una empresa, es probable que un blog sea un buen centro neurálgico de una estrategia de contenido para posicionarte. Te permite hacer base de datos propia, llegar a tus seguidores de forma más amplia y no ser un ‘homeless’ de las redes sociales. No tener un blog o web propias a las que conducir a quienes te siguen en redes sociales es regalarle a Twitter y Facebook tu futuro. Como tener un garaje cuyas llaves son propiedad de un tercero al que pagas cada mes por dejarte abrirlo…

'No tener un blog o web propias es regalarle a Twitter y Facebook tu futuro' @PabloHerreros Clic para tuitear

Has afirmado que “si tu contenido es bueno volará”, pero hoy en día vivimos sumergidos en un mundo digital donde hay mucho ruido. ¿Nos puedes dar algunos consejos útiles para “volar”?

Haz contenido relevante: no el que quiere el director general, sino el que buscan tus seguidores. Traza estrategias transversales para que se topen con tus contenidos quienes no te buscaban pero sí aprecian lo que publicáis.

Si eres una empresa, divierte, enseña, entretiene y desnúdate con contenidos que sean sinceros y huelan a persona cálida. Pero ¡ojo con el aroma! Si dentro no hay trabajo de personas cálidas, la impostura te comerá: el lector sabe cuándo algo es de verdad.

En tu libro “El poder es de las personas” explicas que existe una nueva manera de comunicar en el mundo 2.0. ¿Cómo ayuda esta comunicación a las empresas? ¿Puedes ponernos algún ejemplo real?

La comunicación hoy debe ser transparente y sincera. Las empresas debemos entender que el usuario tiene el poder de decidir qué contenidos consume, cuáles comparte y cuáles ignora. Si hacemos que de verdad se le ponga a él en el centro de todo, triunfaremos.

Me gusta poner de ejemplo a Pepephone porque nunca he trabajado para ellos (me creeréis más, por tanto). Lo que hizo el equipo de Pedro Serrahima en este operador telefónico fue historia. Gestionaron con valores y solo con valores, por eso podían darse el lujo de tirar de emails llenos de humor o poner un contestador que se ríe de todos sus competidores. Porque antes de usar el humor como arma de construcción masiva, tienes que tener la conciencia muy tranquila.

¿Resultados? Sus clientes han hecho de Pepephone un dios al que adorar. La operadora del macarra de lunares sale en todos los estudios como la mejor en valoración de clientes. Y sus usuarios están de media 7 años, el doble de lo que se quedan en un operador los clientes de las demás empresas de España. Lo hicieron tan bien en Pepephone que la empresa se vendió por un pastón y a Serrahima le surgió la oportunidad de cambiar la dirección de una pyme de 20 personas por ser el nuevo director general de Globalia, un gigante de 13.000 trabajadores. Eso sí que es el triunfo de la ética y la nueva comunicación, en la que es más importante lo que haces que lo que dices.

'En la nueva comunicación es más importante lo que haces que lo que dices' @PabloHerreros Clic para tuitear

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.