Reputación online en casos de escándalo político: la técnica del tricote

150 150 Francesc Gel

De los periódicos: El número 2 del PSC y el alcalde de Sabadell, salpicados por corrupción; el juez revisa 57 millones en adjudicaciones en Sabadell, Daniel Fernández y Manuel Bustos, suspendidos de sus cargos en el PSCEl alcalde de Sabadell entra a declarar entre aplausos y gritos de chorizo, etc.

Prestigia Online tiene su sede en Sabadell, municipio ahora tristemente famoso por esta presunta trama de corrupción (operación mercurio). Nos sentimos interpelados a su análisis, por tanto, como agencia de marketing y comunicación de la ciudad, especializada además en reputación online. Porque la publicación de todo este entramado no sólo está vinculada a algunos “asuntillos legales”, sino que -independientemente del resultado final- ya ha generado una crisis grave de reputación que los interesados han de saber gestionar.

¿Cómo gestionar una crisis de reputación por escándalo político?

Los manuales “no escritos” recomiendan la técnica del tricote, una de las más usadas en la gestión de crisis de reputación en casos de escándalo político. El tricote debe su nombre en primer lugar al verbo que lo origina -tricotar: tejer, hacer punto”- puesto que con esta técnica realmente se tejen con gran habilidad los hilos sueltos de la reputación: publicaciones, informaciones, opiniones, etc. Dependiendo de la pericia de quien maneje las agujas, el resultado puede ir desde una manta gruesa que pare o por lo menos amortigüe los golpes recibidos, hasta una verdadera túnica élfica que haga desaparecer todo lo que cubre. Puf!

tecnica del tricote en reputacion politica online

Esta técnica también se llama “tricote” por su composición en tres (3 – TRI) subtécnicas que incluyen las sílabas “cote”, y que analizamos brevemente a continuación. Se trata del A-cote, el RE-cote y el ES-cote. Veamos en qué consisten:

ACOTE: El acote se producte cuando conseguimos acotar o poner coto a las acusaciones vertidas mediante el reconocimiento de una pequeñísima porción -generalmente la más benigna- de estas acusaciones. Con esta técnica conseguimos poner límite a la imaginación del público -siempre presto a pensar mal del prójimo, cuanto peor…mejor-, y centrar su atención en pequeñas torpezas anecdóticas, disculpables y casi graciosas. Al tener apariencia de confesión, gana en credibilidad, suele ir acompañada de un tono mea culpa y propósito de enmienda. En este sentido, el equipo del Sr. Manuel Bustos ha dejado escapar una oportunidad de oro de “acote” cuando ha desmentido las acusaciones de que retiraba multas a sus familiares. ¿Qué son 4 multas comparado con los 57 millones de euros en adjudicaciones que está revisando el juez? Desde el punto de vista estratégico, habría sido preferible una confesión al respecto, p.ej.:

“Efectivamente, quizá me interesé por las multas de unos familiares. Desconocía que el jefe de policía local tomaría este interés como un modo de presión que nunca pretendí. Siento lo que ha pasado y  no volverá a ocurrir. He cesado al jefe de policía: no nos interesa alguien tan influenciable y voluble”.

Ojalá los problemas de corrupción política en España fueran unas pocas multas retiradas a los familiares de alcaldes, diputados y demás autoridades públicas. La mayoría de ciudadanos firmaría con eso…

RECOTE: (por su origen en inglés RE-QUOTE). No es sólo la cita, sino la re-cita, es decir, la cita de la cita. En sentido estricto, mediante el recote el interesado da publicidad a lo que él mismo ha dicho, pero poniéndolo en boca de otros, ganando así también en credibilidad y honorabilidad. El mejor modo es citar a algunos medios de comunicación que recojan las propias declaraciones. P. ej: “RT @lavanguardia nunca han perdonado una multa a un familiar de Bustos http://bit.ly/TxAHzZ” , o “RT @elpais Bustos no piensa dimitir porque es inocente http://bit.ly/YqhnMs“.

En un sentido más amplio, el “recote” también incluye la cita de contrarios polémicos, usando sus propios hashtags o expresiones para introducirse en campo enemigo y -desde dentro- aprovechar en beneficio propio la expectación y el público ya creado. En este sentido, recomendamos a los afectados twitear con los hashtags #pintenbustos y #pelisbustos, p.ej:

inocencia interrumpida, heroe por accidente #pelisbustos #pintenbustos

El “recote extremo” (extreme requote) es usado sólo por los grandes expertos de la reputación y no está exento de peligros,  principalmente el efecto boomerang o el tiro por la culata. Consiste en el manejo de las citas de los más opuestos -máxima credibilidad, por tanto- con tal maestría que aparezcan como fervientes defensores. Para el caso que nos ocupa, un ejemplo de “recote extremo” sería conseguir que la revista cafeambllet publicara un video sobre la rectitud, honorabilidad y generosidad de Manuel Bustos y su equipo de gobierno, y lo difundiera en sus perfiles sociales. Como puede verse, tiene efectos definitivos para zanjar una crisis de reputación política.

ESCOTE: Finalmente, la tercera técnica usada para gestionar crisis de reputación en casos de escándalo político es la del escote, es decir, la filtración de otros (presuntos) escándalos de distinta naturaleza, generalmente de faldas, que distraen la atención sobre los escándalos políticos primarios. En este caso, el objetivo directo de la técnica del escote no es mejorar la reputación, sino cambiar el ámbito público de la mala reputación a un ámbito privado, más manejable y en el que se prevé que las técnicas anteriores -acote y recote- serán más efectivas. Seamos francos, ¿qué ocuparía las portadas y las conversaciones en las redes sociales si ahora se descubriera que algún imputado ha tenido una aventura p.ej. con Angela Merkel?: la red ardería con “las angelas de charlie #pelisbustos”. De momento, Melquiades Garrido, el tío del alcalde, ya ha apuntado que “pueden haberme pillado hablando de señoras”… Tiempo al tiempo

Francesc Gel

Amante de la planificación y el SEO, se encarga definir la estrategia online de todos nuestros proyectos y dar sentido a la presencia de nuestros clientes en Internet.

Todos los relatos por: Francesc Gel

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.