Conectividad Laboral – Caso Real

150 150 Prestigia

Una caso real para empezar la semana:

El viernes por la tarde, estábamos con Verónica y Jordi en la inauguración de las Segundas Jornadas de la Catosfera, escuchando a Enrique Dans y su presentación de altísimo nivel (superó incluso las altas expectativas que llevábamos) sobre la influencia de la tecnología y la weeb 2.0 en nuestra sociedad.

Jorge, el CEO de Prestigia Online, me envío vía e-mail un par de tareas de baja prioridad… Al no tener el portátil encima, no pude leerlas al momento (de hecho, las he leído hoy lunes por la mañana). Por lo que el fin de semana he estado lo más alejado del portatil que he podido, desconectando por completo. Es una muy buena práctica que hago siempre que puedo. Incluso lo recomiendan los cargos medios-altos.

Business - Iphone

En mi caso, con el iPhone, no quiere que tenga integrado el e-mail del trabajo, ni el Flickr, ni Tumblr, ni Twitter, ni WordPress, nada relacionado con la empresa, vaya.

Sería demasiado tentador…

Por una parte, si sigo su consejo, en el momento que “salgo” de la oficina, estoy totalmente out, tanto para lo bueno como para lo malo. Por otra parte, si no sigo su consejo, me vería agobiado, hasta cierto punto, de estar pendiente por si contestan el e-mail, etc., incluso en horas que no “tocan”.

¿Hasta dónde tiene razón? ¿Y si esas tareas hubiesen sido urgentes?

Más relajadamente, mañana estará disponible el Skype para el iPhone… Eso sí, sin la posibilidad de hacer llamadas, aún. Igualmente, se trata de otra aplicación más para tentarnos a instalar/probar… y alejarnos o acercarnos al modelo anterior.

¿Conectividad 100%? Vosotros decidís. O eso, o me creo una nueva cuenta ;-).

3 comentarios
  • Jorge Mira

    Uau, pues suerte que he leído tu post hoy, que sino mañana me hubieras sacado los colores….

    En mi opinión, creo que la mejor opción es sin duda seguir sin el email integrado en tu iphone, aunque ello contravenga lo que debería aconsejarte un buen freaky 😉 u hombre internetero. Personalmente, si recibiera mi e-mail en mi móvil, creo que no descansaría ni un minuto. O lo haría a golpe de emails. Y no es eso.

    En cuanto al viernes, el único email que realmente me interesaba leyeras era aquel en que hacía “la gracia” de informaros que Enrique Dans había sido avisado por servidor vía twitter de que le asaltarían fans de Prestigia. Si hubiera algo urgente, te llamaría jeje, no te preocupes, las vías tradicionales siguen funcionando razonablemente bien.

    Además, y para cosas urgentes, todos tenemos ordenador en casa para, puntualmente, consultar algo que estamos esperando. Pero el estado de “conexión permanente” a la oficina no puede ser sano, creo yo.

  • Alex Morell

    Aunque sea un caso real, los matices de las tareas son eso: matices. Las cosas URGENTES en mayúsculas, aún siguen por la vía del teléfono (que en mi caso, es mi 2n pc…)

    PD: en mitad de la charla de Enrique, me llamaron de la gestoría. No respondí.

    😉

  • Jordi Serra

    La veritat és un tema força més complexe:

    Jo crec que la teva feina et pot apassionar tant que molts cops llegeixes els mails el cap de setmana i visites una que altra web. Crec que només pots aïllar-te de la feina si ets un assalariat. Un altre exemple ben documentat són les trucades al matí de dissabte, o migdia, que em fa el CEO de Prestigia: Certament li agrada tant que no se’n pot estar.

    Jo com autònom, igual que el Jorge Mira, passió per internet.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.