Cuando un concurso se convierte en un fenómeno

150 150 Prestigia

Durante las últimas semanas, nos hemos encontrado con uno de esos casos que ayudan a entender un poco más el poder real de Internet, perdón, el poder real de las personas que usan Internet. Me estoy refiriendo al Concurso Pelo Pantene y el “efecto Melenudo”. Os pongo un poco en antecedentes:

Pantene crea un concurso orientado a que se muestre, mediante fotos o vídeos, un auténtico “Pelo Pantene” (Juan, de Pasión por el Marketing, nos explica perfectamente como un atributo, ha pasado a definirse con el nombre de una Marca) con un site especial para el concurso. Hasta aquí, todo bastante normal. El concurso se iba desarrollando más o menos de una manera positiva, no con mucha participación (tampoco conozco lo que realmente esperaban) pero de un modo positivo al fin y al cabo.

Entonces, ocurrió lo inesperado. Raúl Cirujano (que más tarde nos enteramos que trabaja en una Agencia de Publicidad) se le ocurrió, junto a sus compañeros, hacer un vídeo para colgarlo en el concurso, jugando con una imagen muy alejada-exagerada sobre el famoso “Pelo Pantene”.

Su distinta apariencia en seguida ganó fans y, gracias a las redes sociales, pasó a ser la estrella/animador del concurso poniéndose en primer lugar con una diferencia de votos muy muy exagerada.

¿Cuál es la reacción “correcta” por parte de los responsables del Concurso?

Pues la reacción correcta es reaccionar (a poder ser, con sentido común). Pantene reaccionó, aunque en ese momento viese que su concurso estuviese “manipulado” y cesó a Raúl como candidato al premio. Más tarde, observó el auténtico fenómeno que había supuesto el vídeo de Raúl y más o menos lo solucionaron.

Unos vieron una oportunidad perdida, otros una falta de respeto, otros un ataque a la reputación online de la marca, otros un concurso de marketing online mal gestionado… Sin duda, un caso práctico que nos debería ayudar a aprender un poco más sobre Internet, el poder de las personas/ideas, la velocidad de reacción, el sentido común… tanto para las Agencias como para los Clientes.

Os dejo, además, algunas fuentes interesantes a tener en cuenta, para tener más datos de este ejemplo: “La verdadera historia del caso del Melenudo y Concurso Pantente”, Repercusiones en el ABC, La Información, La Razón…

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.