La marca personal en los tiempos del 2.0: ocho consejos clave

150 150 Prestigia

Vivimos una época compleja. Las sociedades se están volviendo cada vez más individualistas y sus integrantes tienen que esforzarse más para destacar por encima del resto, tanto en el ámbito offline como en el online, especialmente, donde el terreno de batalla son las redes sociales.

Cada vez son más las personas que deciden trabajar su marca personal. Y no, no son productos pertenecientes a grandes empresas. Son profesionales que desean ser referentes en el ecosistema digital, quieren convertirse en influencers, en modelos a seguir, aunque sea de un número modesto de seguidores.

Una de las causas de este boom del personal branding es la gran necesidad que todos tenemos de sentirnos “queridos” y reconocidos por terceros y, en muchas ocasiones, poco importa si esas personas que nos siguen son conocidas o no. Es ese subidón efímero que sentimos cuando vemos que alguien ha retuiteado, hecho “Me gusta” o compartido algo que hemos dicho. Es algo que nos hace sentirnos realizados y nos aporta una satisfacción que pocas cosas son capaces de dar en la era de la información.

Otro de los motivos que han propiciado este cambio social es que, en el ámbito digital, todas las personas están en un mismo nivel, donde el acceso a la información suele ser mayoritariamente gratuito, y quienes mejor juegan sus bazas en este terreno, tienen más posibilidades de que les vaya bien en el ámbito profesional. Cada vez es más común que, cuando optamos a un puesto de trabajo, la empresa revise antes nuestros perfiles en las distintas redes sociales y, si queremos destacar sobre el resto de candidatos, no nos irá nada mal haber cuidado previamente nuestra marca personal. A continuación, os contamos los ocho consejos que podéis seguir para empezar a trabajar la vuestra desde hoy mismo:

  • El primer paso debe ser definir qué objetivos pretendéis conseguir y una estrategia para conseguirlos.
  • Escoged aquellos temas o áreas que se os den realmente bien o de los que tengáis un amplio dominio.
  • Tal y como recomienda Daniel Vecino en su libro El plan del héroe: debemos focalizar, diferenciarnos y ser memorables. Para lograrlo, debemos intentar dirigir todo el material hacia un mismo sector, creando contenido distinto al que ya están ofreciendo perfiles parecidos al nuestro, no hay que olvidar que todos somos competencia, e intentando que nos recuerden.
  • Aportad contenido de valor: intentad que todo el contenido que generéis pueda ser de utilidad para otras personas. Al fin y al cabo, se trata de ser referentes para los demás y, por tanto, de ayudarles.
  • Compartid aciertos, pero también fracasos. Muchas veces sólo hablamos de lo bueno, pero no nos damos cuenta de que hablar sobre aquello que no ha salido bien puede ser muy útil para que, quien nos lea, no cometa los mismos errores.
  • Sed humildes: no hay nada que genere más rechazo que aquellas personas que se autoproclaman gurús de su sector, cuando quizás, en el momento de la verdad, su conocimiento del tema deja mucho que desear.
  • No lo hagáis únicamente por ego, pues trabajar una marca personal requiere una gran inversión de tiempo y puede traernos muchas cosas positivas de manera indirecta, pero si queréis hacerlo sólo por lo que comentábamos al inicio de este post, quizás no sea una buena idea trabajar en ello.
  • Utilizad sólo aquellos canales y herramientas que os sean útiles para conseguir vuestros objetivos específicos.

Recordad que si necesitáis un asesoramiento personalizado y enfocado a vuestro caso concreto, en Prestigia Online podemos ayudaros a conseguir los objetivos marcados y a alcanzar vuestro éxito 🙂

1 comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.