5º Cava & Twitts. Coolhunting

150 150 Prestigia

En una sala completa  de público descontracturado y jovial, cool,  se desarrolló ayer la 5º edición de Cava & Twitts en Hotel B, Barcelona, bajo el tema Coolhunting. El equipo organizador, Marc Cortés, Xavi Güell, Ángel Custodio y Antonio Guerrero, viene superándose en convocatoria a sus eventos, necesitando cerrar convocatoria para el de ayer, por las 270 incripciones registradas.

Cava & Twitts

Daniel Córdoba, Víctor Gil y Julio César, tres profesionales del Coolhunting, o “cazadores de tendencias”, ayudaron a desmitificar y conocer las características  y la importancia de la profesión.

El Coolhunting y los coolhunters son muy conocidos actualmente en el sector de la moda y la imagen de ciertos productos. Sin embargo, no sólo la moda se vale de los coolhunters, sino otras áreas diversas que buscan descubrir y sustentar una macrotendencia que pueda interesar para el lanzamiento de nuevos productos o penetración de ciertos mercados por parte de marcas que deseen masa crítica de consumo.

La principal técnica de la que se vale el Coolhunting para recabar información, es la observación. De grupos de personas, de formas de comunicación, de lugares donde aparecen ciertas comunicaciones. Observando es donde se detectan variables que pueden convertirse en tendencias.

Si hay algún dato que destaque y que pueda tener relación con otras variables, se procede a aplicar técnicas de la investigación de mercado como los focus groups, el muestreo y a indagar la causa del comportamiento social que se ha determinado.

Una primera información detectada a través de la observación, puede constituir sólo un hype (o un despliegue publicitario o acciones que rápidamente logran adeptos pero en masa crítica insuficiente y de corta duración), o realmente un hilo que puede convertirse en tendencia (macro conducta de consumo con una masa crítica que permite llegar al mainstream, como ocurre con grandes ciudades: Nueva York, Londres o algunas de Japón). Para testear esa información, los coolhunters se valen, además de las técnicas de investigación tradicionales, de los trendsetters (o la persona que marca tendencia), quienes, a un nivel más pragmático y de redes sociales, colaboran en la determinación y formación de una tendencia.

Si bien el coolhunting se apoya en estrategia, investigación de mercados, I+D y marketing, su diferencia radica, principalmente con un estudio de mercado, en la amplitud de los segmentos de estudio y de, en la primera fase de observación, no poseer objetivos delimitados de antemano.

Internet y el entorno 2.0 facilita pero también complica la labor de los coolhunters dada la cantidad y velocidad de información. Por eso , la experiencia y el ojo del coolhunter se hacen presentes, para poder discernir entre un hype de una tendencia.

Barcelona es pionera en imponer, luego de las olimpíadas, la tendencia de los eventos “paquetizados” (Bread & Butter, Primavera Sound, o “Cava and Twitts” 😉 ), aunque aún no posee la masa crítica de consumo, necesaria para dar peso y fuerza a cualquier tendencia.

Internet es hoy una de las principales fuentes de información para coolhunters y para muchos otros que nos movemos dentro de la red. Potenciar sus ventajas y aplicarlas a diario proporciona una ventaja competitiva, imprescindible para el empresario de hoy.

8 comentarios

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En Prestigia Online S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web y cookies de ShareThis para tener estadística de contenido compartido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.