First Tuesday Barcelona. Jesús Encinar

150 150 Prestigia

Barcelona, 3 de marzo de 2008. Ante un público expectante y con un tono cordial y ameno, Jesús Encinar contó, en el evento First Tuesday, su experiencia personal, como estudiante de Harvard a emprendedor  del portal inmobiliario, idealista.com.

Cuando el furor de las punto com estaba en auge, Jesús Encinar ya tenía varios proyectos a lanzar como  buen emprendedor. Al comentarlos con su madre, ella lanzó un incrédulo “ahí está el idealista punto com”. Así nació el nombre para el proyecto inmobiliario online, idealista.com, hoy líder del mercado español.

La rebeldía y el cansancio de hacer lo que otros esperaba de él, fueron parte de los motivos que empujaron a Jesús, en primera instancia a culminar estudios en Harvard y luego, a pedir un crédito para, junto a sus ahorros, poner en marcha el modelo de negocio inmobiliario online.

Para emular a Jesús hace falta, entre otras cosas, tener un buen par de zapatos:   visitó a unas 150 personas/entidades (y con 40 o 50 de ellas mantuvo de 2 a 4 reuniones) que estuviesen interesadas en su proyecto para incorporarse como inversores. Finalmente consiguió una inversión de una entidad bancaria,  que le permitió, con un total de 6 millones de euros sumado al ingreso de los 3 primeros años, lograr en 2004 ser rentable,  antes que otras como Amazon.

Actualmente idealista.com y 11870.com son dos de los principales negocios que Jesús y Fernando, hermano y mano derecha de Jesús, están viendo atravesar la crisis sin golpes duros. Y eso es bueno, porque demuestra que el negocio funciona. Alentador mensaje para aquellos que en tiempos actuales sueñan y emprenden.

Aunque hoy los  inversores siguen teniendo interés y dinero para invertir, lo harán sólo con aquellos proyectos que ya estén funcionando, con equipo o el mismo emprendedor, demostrando capacidad y solidez para llevar a término el emprendimiento. Esta característica representa un 70% de peso en el proyecto. Una vez más el factor humano es el que tiene la mayor importancia. La industria o área de emprendimiento carga con un 25%, y finalmente la idea, que para muchos es lo más importante, sólo se ve representada en un 5% dentro del proyecto total. Las buenas ideas están en el aire, lo difícil reside en darle forma de modelo de negocios (qué vendo, a qué precio, cuándo, cómo).

Al momento de arrepentirse por alguna acción del pasado respecto al modo en que ha llevado sus inversiones, Jesús indicó que más que arrepentirse, haría un par de cosas de otra manera. Él se precipitó en ser el primero y llegar antes, y eso hizo contratar a una importante consultora, e invirtiendo mucho dinero en esa apuesta. Los costes de la consultora sumados a los tecnológicos de principios de 2001, fueron excesivos. Y teniendo en cuenta que en dicho año, existían en España 4 millones de usuarios de internet conectados con módem (contra los 16m en bancha ancha actuales), la inversión inicial fue excesiva.

Como segundo punto a considerar de su accionar si tuviera que volver a iniciar idealista.com u otro emprendimiento, sería el reparto del capital. Un  fifty-fifty no siempre es justo puesto que en contadas oportunidades el esfuerzo o trabajo volcados por diferentes partes involucradas es el mismo.

Jesús es plenamente consciente de que la burbuja inmobiliaria en que estaba sumida España y que le reportaba el 30% de los ingresos del estado, hoy no existe más. Y que por ello, de las 15.000 agencias iniciales, se pasó a 25.000, de las cuales ya han cerrado varios miles. Y esta situación no es de extrañar, cuando se tiene en cuenta que lo que se había creado durante ese tiempo de bonanza perecedero, iba a decaer, en su mayoría, junto con él.

Respecto a los nuevos nichos y áreas de negocios en donde hay muchas oportunidades para su desarrollo, los cursos y la educación reglada, la salud y la creación y gestión de directorios, son los emergentes y en los que aún queda mucho por hacer.

Otra de sus apreciaciones importantísimas que regaló al auditorio, fueron características de los emprendedores en Madrid y Barcelona. A nivel institucional se encuentra mayor apoyo en Barcelona, pero Madrid tiene mayor facilidad para encontrar dinero. Barcelona por su parte, tiene mayor iniciativa para iniciar proyectos medianos o familiares, mientras que Madrid piensa a una escala mayor.

Finalmente, ante una pregunta del auditorio, Jesús destacó que como emprendedor uno debe tener diferentes habilidades: tecnológicas, comerciales y financieras-administrativas. El equipo debe estar equilibrado en dichas áreas, y de no estarlo, siempre existe la opción de buscar partners que ayuden a sacar el proyecto adelante.

Con un tono cordial, sencillo y cercano, Jesús se entregó a otro de los First Tuesday organizados por Carlos Blanco y Amaia Helguera, que contó con más de 220 inscriptos y gran asistencia, seguramente agradecida de la presencia y cercanía de Jesús Encinar

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.