Gente saludable en la web 2.0

150 150 Prestigia

Prestigiaonline

La comunicación de la medicina y  salud en blogs  personales y redes sociales tiene cada día más variedad y calidad. Todo está en función del autor y de su prestigio personal que se proyecta a su vez en el tipo de contenidos que produce.

Algunos ejemplos que se han presentado en el último congreso de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (Anisalud) son representativos. Jesús Martínez, médico, con su blog “El médico de mi hijo” y Lucía Arroyo, farmacéutica, con el blog “Qué me das para…” ofrecen ayuda y consejo en temas que en otras fuentes de información institucionales resultan incomprensibles para los pacientes y usuarios de la sanidad.

Mención especial merece “El blog de Rosa” también con vídeos explicativos relacionados con la enfermería.

¿Cómo es este entorno cambiante? Estudios como el Top Ten 2.0 que impulsa Janssen Observer ponen de manifiesto que la red social sanitaria agrupa a colectivos de intereses comunes, pero escasamente conectados y un universo de microaudiencias.

Lo que resulta evidente a todas luces es que hablamos de un entramado muy variado en contenidos y con públicos de perfiles también dispares.

El informe Top Ten Salud 2.0 arroja las siguientes conclusiones:

  • Facebook es preferido por asociaciones de pacientes, instituciones y sociedades científicas, mientras que Twitter es más propio de profesionales sanitarios y periodistas.
  • Los profesionales de la salud son el público más proclive a la conversación en las redes.
  • Los intereses de grupo y la actualidad marcan la temática de la conversación
  • Además del fenómeno de la microaudiencia, ésta utiliza las redes como una fuente por el momento complementaria a las tradicionales.

Tenemos por tanto un reto en la red que será la interconexión de muchos divulgadores y que probablemente estén ahora lanzando mensajes en algunos casos interesantes, pero en otros también redundantes.

El panorama de autocreación y co-creación de contenidos  de salud y medicina avanza y ocupará un lugar significativo, incluido los recursos multimedia y audiovisuales. Cierta profesionalidad en su producción, el control de calidad de su validez y actualización son algunos aspectos que requerirán mayor atención por parte de sus precursores. Hospitales, laboratorios farmacéuticos y profesionales de la salud en general tendrán que ser conscientes de que su reputación dependerá en gran medida de cómo se les trate en estas redes y “micrositios” con audiencias participativas e impacto muy directo. Como dice la frase histórica,  la mujer del César, no solo debe ser honrada; además debe parecerlo.

Infografía Top Ten Salud 2.0

fotoprestigia

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.