La estrecha relación entre SEO y copywriting

800 450 Prestigia

La relación entre el SEO y el copywriting es como el queso y los macarrones o el cine y las palomitas. No se entiende uno sin el otro. No es la primera vez que en el blog os hablamos de Search Engine Optimization. Sin embargo, hoy queremos poner el foco en cómo SEO y copywriting son complementarios y, juntos, pueden hacerte llegar mucho más lejos.

Para lograr el posicionamiento orgánico de tu web o blog hay algo imprescindible: el contenido ¿Por qué? Porque debe aportar valor y ser de relevancia. De nada te servirá tener técnicas de SEO excelentes si el contenido es pobre o no es lo que el usuario busca. Con un buen SEO, el usuario probablemente llegará a tu página web pero se marchará tan pronto como se percate que el contenido que ofreces no es de calidad.

SEO y copywriting: así se relacionan

Como decíamos, mientras el usuario esté contento con tu web y así lo demuestre navegando por la misma, Google estará contento contigo y te posicionará con mejores resultados. Es por este motivo que tu estrategia de contenidos es un pilar fundamental de tu estrategia SEO.

Si quieres que tu web tenga un excelente posicionamiento orgánico debes preocuparte de que SEO y copywriting nunca más vayan por separado. Ambos aspectos deben trabajarse conjuntamente. Es decir, cuando desarrolles el texto para tu web, deberás hacerlo teniendo en cuentas las keywords o palabras clave. Y al mismo tiempo, la estrategia SEO deberá realizarse teniendo en cuenta los contenidos de tu web o blog que tu usario demanda y está dispuesto a consumir.

¿Qué es el SEO y copywriting?

Llegados a este punto del post, ya os habrá quedado más o menos claro la relación existen entre SEO y copywriting pero…¿en qué consiste exactamente?

Pues muy sencillo, mientras que el copywriting consiste en la escritura de textos y contenidos para web, radio, anuncios, etc…y el SEO es la optimización web para motores de búsqueda…el SEO copywriting consiste en escribir contenidos para web y publicitarios siguiendo las directrices del posicionamiento orgánico.

En otras palabras, SEO y copywriting se unen para redactar contenidos que sean atractivos para el usuario que llegue a ellos, pero también para que los motores de búsqueda como Google los entienda e indexe, de forma que mejore el posicionamiento orgánico de la web.

¿Qué se entiende por contenidos de una web?

El contenido de una web hace referencia a todo el texto o imagen que compone dicho website. Por ejemplo, en una tienda online el contenido web serán no solo los posts del blog (en caso de que tenga) también la ficha de los productos. Y es que con el SEO lo que hacemos es posicionar una página web en los motores de búsqueda.

Para entenderlo bien, conviene tener en cuenta lo siguiente: los motores de búsqueda “escanean” una web, aplican sus algoritmos (compuestos de numerosos factores) que marcarán la posición de la web en los resultados por tal o cual expresión de búsqueda. Y ahí es donde entra en juego el contenido y la forma de redactarlo. Es muy importante escribir de forma natural, sin atiborrar el texto de palabras clave. De hecho, hace tiempo la costumbre de muchos era poner sin ton ni son la palabra clave en el texto porque los motores de búsqueda detectaban que si aparecía muchas veces, estaban ante un contenido relevante. Sin embargo, esto es cosa del pasado. A día de hoy, lo que Google valora especialmente es que la redacción sea natural, correcta y comprensible para el usuario. A parte de esto, obviamente, también es necesario que el texto incluya aquella palabra clave (y algún sinónimo) con la que quieres posicionar tu página.

El truco está en que la keyword y sus variantes aparezcan en el texto el número de veces necesario sin que altere la semántica o el sentido del mismo. Y ahí es precisamente donde reside el éxito del SEO y copywriting.

No te olvides de los metadatos

Hasta ahora hemos comentado la importancia del SEO y copywriting en la redacción de contenidos de una página web. Sin embargo, también hay que tener en cuenta los metadatos, es decir, el código que indica a Google o cualquier motor de búsqueda de qué trata el contenido de una página web.

Las metaetiquetas que son más interesantes en cuanto a estrategia SEO y copywriting son: el title y la description. Ambos, tal y como su nombre indican darán título y una breve descripción del texto a la página. Deben incluir la palabra clave además de resumir el contenido de la página y atraer rápidamente el interés del público. Piensa que este texto será el que los usuarios lean en la página de resultados de búsqueda, por lo tanto debe destacar del resto de los resultados si queremos que el usuario haga clic en nuestra web y no en la de la competencia.

En cuanto a la extensión de estos metadatos, tener instalado un programa como, por ejemplo, YOAST te servirá para ni quedarte corto ni largo. Este plugin te ayuda a mejorar el SEO de tu página y te va indicando qué aspectos mejorar en cuanto a extensión, número de veces que aparece la palabra clave, legibilidad, etc. Sin embargo, para ofrecerte una orientación, el title debería ser breve (55-60 caracteres como mucho) y descriptivo, mientras que la descripción no debe superar los 150 caracteres.

Otras claves del SEO Copywriting

En el arte de escribir SEO Copywriting no sólo las palabras son importantes. Tampoco hay que pasar por alto algunos aspectos que os vamos a comentar y os ayudarán a ser una estrella del SEO y Copywriting. Por eso, a la hora de escribir un texto para la ficha de un producto, un post para un blog o un título, es muy importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Que la palabra clave tenga sentido. Tiene que encajar de forma que tenga sentido, coherencia y respetando la semántica del texto.
  • Piensa en tu público. Al redactar no solo debes pensar en el algoritmo y el texto de calidad. Debes pensar en tu público objetivo y cuáles son sus intereses. Sólo así conseguirás hacer un texto SEO y copywriting excelente de pies a cabeza.
  • Redacción sencilla, simple y cercana. Tu texto lo leerán todo tipo de usuarios. Por lo tanto, sé cercano en tu redacción pero también sencillo para que sea fácil entenderte. Si alguien es incapaz de comprender lo que escribes, se marchará de tu página y todo el trabajo que hayas hecho sería en balde.
  • Utiliza encabezados (H1,H2, H3…) para separar el texto por secciones y jerarquizarlo de más importante (H1) a menos (H6). De esta manera, el texto será más legible para el usuario y más fácil de escanear para Google. Recuerda que sólo ha de haber un H1 y que es importante que incluya la palabra clave principal, mientras que en el resto de encabezados puedes usar otras palabras clave secundarias pero también importantes para posicionar tu contenido.
  • Usa y optimiza enlaces. Los links son la niña bonita del SEO. Los motores de búsqueda dan una importancia especial a las palabras del contenido que cuentan con un enlace. Consideran que tiene más relevancia y se fijan no sólo en el contexto del enlace sino también en la página de destino. A la hora de usar los enlaces, ten en cuenta que el texto hipervinculado esté bien optimizado y tenga relación con su página de destino. Conviene utilizar tanto enlaces internos (hacia las páginas de nuestra web que queremos potenciar) como externos, evitando en estos últimos que la palabra clave principal esté enlazada (para no favorecer el posicionamiento de otras páginas ;-).
  • Incluye un buen call to action, para hacer que el usuario se mantenga en tu página web y pase más tiempo contigo: Google suele interpretar que el usuario ha encontrado lo que buscaba, y que el contenido es relevante para la búsqueda que le llevó hasta tu página.
  • Utiliza imágenes. Cualquier texto de tu página será mucho más amenos para el lector si incluye alguna imagen. Sin embargo, tanto Google como cualquier otro motor de búsqueda tiene dificultad para detectar el contenido de las imágenes. Para ponérselo fácil y que las imágenes también ayuden a mejorar el posicionamiento de tu página, es importante optimizarlas. ¿Cómo? ten en cuenta estos 3 consejos: que el nombre del archivo contenga una palabra clave (es decir, olvídate de archivos genéricos como “foto 1.png” o DC0878.jpg”); incluye una etiqueta ALT para describir su contenido; y considera añadir un buen pie de foto si lo utilizas y queda bien en el contexto.

Ahora que ya sabes todos los entresijos del SEO y copywriting, ¿cuándo empiezas a aplicarlo? Y si necesitas ayuda, recuerda que siempre puedes contar con Prestigia.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En Prestigia Online S.L. utilizamos cookies de Google Analytics para realizar un análisis del tráfico web que recibimos y para analizar el comportamiento de los visitantes de nuestra web y cookies de ShareThis para tener estadística de contenido compartido. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra Política de cookies.