La Web 2.0 en el foco de las críticas

150 150 Prestigia

La semana pasada se publicaron dos artículos que no me dejaron indiferente:una entrevista de El Periódico a la ganadora del premio Josep Pla, Llucia Ramis y su novela Egosurfing y el artículo de El País: Incertidumbres de la Web 2.0 , por José María Álvarez Monzoncillo (que me acercó Francesc). Ambas relacionadas a internet, la web 2.0 y las promesas incumplidas de una situación que, explican,  podría ser otra burbuja punto com. O quizás no

Flickr y Creative Commons. Galería de · YeahjaleaH · , junio 2008

Flickr y Creative Commons. Galería de · YeahjaleaH · , junio 2008

Según Ramis, Egosurfing es una práctica centrada en el narcisismo y consiste la búsqueda de información sobre uno mismo en la red. Dicha práctica se activa en la novela a partir de una trama que relaciona a una redactora de un reality, una escritora de autoayuda y un acusado de violencia doméstica a quien le cae encima una bolsa de basura.

En la entrevista de El Periódico, Ramis comenta que: “Necesitamos llamar la atención, convertirnos en el centro de referencia para entender lo que pasa. Buscamos la confirmación de que somos importantes, somos unos niños diciendo mira lo que he hecho“, en relación a Facebook y a Twitter.

Los personajes de su novela, como en internet, “explican a gente que no conocen, muchas más cosas de las que explicarían a su propia familia. Impostan un yo que no es el suyo, se vinculan entre sí de una forma muy extraña como sucede en las redes sociales de internet. Y todas estas relaciones tienen un objetivo en el que el yo es lo más importante: ligar, encontrar trabajo… Se muestran como no son para conseguir lo que quieren.”

Respecto a la red social Facebook, es contundente: “Lo que veo en Facebook es exhibicionismo puro. La intimidad ya no es posible. Engancha, pero cualquiera se te cuela en casa. Tenemos la vida de todo el mundo en nuestra casa y estamos en casa de todo el mundo.”

No puedo hacer un análisis contrastado del comportamiento social del ser humano sobre el cual escribe la autora, pero sí expresar que el egoísmo, egocentrismo, carencia de valores y confianza, no son males actuales, ni mucho menos propios de un medio, como es internet. Son características del ser humano, quizás sí potenciadas en mayor escala por la capacidad de amplificación del mensaje en la red,  la libertad de expresión y la usabilidad que presentan ciertas herramientas online. ¿Es acertado entonces afirmar que los miembros de Facebook son exhibicionistas y que no es posible la privacidad?.

El artículo del catedrático Incertidumbres de la Web 2.0, de Álvarez Monzoncillo fue muy comentado: más de 100 comentarios en la fuente de publicación y participación en otros portales, Twittereste debate de la red profesional Linkedin. Encuentro que el artículo sigue un hilo conductor fluido, pero inexacto y tendencioso: la Web 3.0 aún no está desarrollada, los blogs no son monólogos ni están en contra de las webs, las comunidades virtuales no excluyen a las personas. Quien está habituado al uso de la red, puede tomar postura clara con una lectura detenida del artículo y los comentarios del mismo o del resto de los espacios. Quien no lo está, puede formarse una opinión bastante errónea a partir de la información del artículo.

Entiendo que es poco profesional escribir un artículo donde se evidencia un sesgo sensacionalista, así como no es buena la generalización realizada respecto del comportamiento del ser humano en ciertos ámbitos, según lo expuesto en la entrevista.

¿Otras opiniones?.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.