Networking: Estar presente con contenido

Prestigia

El Social Networking es hoy una de las principales actividades realizadas por los usuarios de Internet. En el mundo de los negocios, los contactos siempre han sido útiles como un medio de comunicación y de crecimiento, tanto personal como profesional: conocer personas y ser conocido por éstas, dar relevancia y obtener también relevancia a cambio, establecer relaciones en definitiva sobre la premisa de “dar y recibir”. Son ya muchos los profesionales que aprovechan el Social Networking para crear, aumentar o fortalecer su red profesional. Hacerlo no es difícil y además hoy en día tenemos buenas opciones que lo facilitan. LinkedIn es sin duda la red social profesional más conocida, bien aprovechada ahora en Facebook mediante My LinkedIn profile , que nos permite actualizar ambas redes simultáneamente.

Reference.me, en cambio, no sólo busca crear una mera red de contactos profesionales, sino una “red de contactos profesionales de confianza”. Viene a completar las “recomendaciones” de LinkedIn que, al exigir la redacción de un pequeño párrafo, suelen quedar relegadas a un mejor momento, cuando no responden a peticiones del propio interesado. En reference.me todos nuestros contactos están referenciados y/o recomendados (o al menos, debería ser así, pues esta es precisamente su propuesta de valor y su “novedad”).

Muchas personas tienen su perfil e identidad virtual. Muchas de ellas refuerzan su identidad con un blog donde escriben artículos sobre temas de su interés o en los que están especializados. La actual situación económica supone un estímulo para que muchas personas están presentes –mejor, proactivas- en estas redes. Pero debemos hacer buen uso, un buen posicionamiento de identidad virtual mediante estrategias de marketing personal. Existen 4 fasespara desarrollar una red de contactos:

  • Clasificar los contactos según la variable más importante para ti.
  • Conocer personas. Estar abierto, accesible, con confianza contigo mismo. Tener actitud
  • Contactar con profesionales del sector que nos interesan de forma estratégica. Hacerte miembro de asociaciones, participar en eventos, etc. Como en un post de la casa “sé un granjero y no un cazador”.
  • Mantener y explotar los contactos. Compartir, fidelizar a tus contactos y participar.

El Networking no tiene límites. Nuestra red de contactos puede abarcar nuestro entorno más directo como la familia, vecinos, compañeros de estudio, amigos, etc., como personas sin ningún vínculo directo con nosotros. Pero hace falta una inversión de tiempo y de esfuerzo continuo. De la misma forma que el capital humano se desarrolla con la formación y la experiencia de una persona, el capital social puede crecer día tras día si se alimenta con constancia. Participar activamente en las redes sociales permite demostrar los conocimientos y contribuye a consolidar la identidad digital. No es imprescindible para encontrar trabajo pero ayuda a hacer más visible nuestra presencia y posicionarnos en el mercado laboral. Puede diferenciar nuestra candidatura de las de otras personas con un perfil similar. Pero no sólo es útil para buscar trabajo: es también una pieza clave en el desarrollo profesional de una persona. Facilita la difusión de la marca personal y del conocimiento del entorno, y permite mantenerse al día y aprender a través de otras personas. Las acciones de Networking ayudan a sacar más rendimiento al propio capital humano y maximizar las posibilidades de éxito profesional. Lo importante no es sólo estar presente en estas redes, sino llenarlas de contenido. La actualización habitual nos mantiene en la mente de las personas, y cuando llegue el momento, se traducirá en ser una opción, quizá la primera. Vale la pena la inversión que supone.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.