Auditoría SEO para principiantes

Prestigia

Para muchos de nuestros clientes, el SEO (Estrategias de posicionamiento en buscadores) es como una especie de magia que sólo algunos privilegiados son capaces de comprender. Lo cierto es que se trata de un tema complejo cuando te adentras en este fabuloso mundo, pero los principales factores que pueden afectar a tu posicionamiento web son de fácil comprensión para todo tipo de públicos.

Es por ello que en este post trataremos de resumir cuáles son los principales puntos que aplicamos en una auditoría SEO y… qué herramientas podrías utilizar para llevarla a cabo.

5-prestigia

Antes de nada, conviene revisar el significado de “Auditoría SEO”: Revisión de una serie de puntos clave de una página web para saber si ésta se posiciona correctamente en buscadores como Google, Bing o Yahoo. Una vez realizado el análisis, se describe la situación de la página web y se proponen mejoras técnicas o de contenidos.

Bien, ahora sí podemos hablar sobre cómo se puede llevar a cabo una auditoría SEO para principiantes:

Indexación

¿Indexar… qué? dirá alguno… Si una página no está “indexada” en Google o en cualquier otro buscador, no aparecerá en dichos buscadores, por lo que las posibilidades de que alguien entre en tu página web serán inferiores.

¿Dónde puedo comprobar este tema de la indexación? Utiliza las siguientes herramientas: Search Engine Spider Simulation o Google Webmaster Tools.

Aspectos generales de la página

Analizaremos los siguientes factores de éxito:

  • Títulos: Sin duda, es uno de los puntos clave a analizar en una auditoría SEO. Se trata de uno de los factores al que más atención prestan los buscadores y las personas cuando navegan por Internet. Tienen que incluir las palabras clave por las que te quieres posicionar y éstas han de aparecer lo antes posible en dicho titular. Por otro lado, el titular no ha de sobrepasar los 60 caracteres y ha de tener una sintaxis natural, es decir, no vale que los titulares sean puras palabras clave.
  • Meta descripciones: Tienen que tener una extensión de entre 100 a 150 caracteres y mencionar, al menos, la palabra clave por la que quieres posicionar el contenido. Es importante que cada página tenga su propia meta descripción.
  • Links rotos y redirecciones: Este asunto, si no lo llevas bien, afecta una barbaridad al posicionamiento de tu página. Se refiere a que los enlaces, tanto internos como externos de tu página web, tienen siempre que apuntar a páginas que siguen existiendo, que tengan un contenido relevante y actualizado. En caso contrario, tu puntuación bajará y tu página web perderá posiciones en las búsquedas de los términos por los que te estás tratando de posicionar.
  • Keywords: Conviene hacer un pequeño estudio periódico de tendencias de búsqueda en Internet. Las personas son cambiantes y sus búsquedas van variando a lo largo del tiempo.
  • URL: Las URLs deben ser cortas, claras y tienen que contener la palabra clave por la que te quieres posicionar.
  • Duplicidad de contenidos: A Google no le gusta el contenido repetido o duplicado. En caso de que no quede más remedio que tener que duplicarlo, se deben implementar direcciones canónicas y redirecciones 301, pero eso ya se aleja un poco de lo que este post trata de explicar.
  • Heading 1 (H1), Heading 2, 3 etc… En los titulares H1 conviene incluir la palabra clave por la que tratamos de posicionar la página web. En los H2 y siguientes, es mejor incluir sinónimos por los que los usuarios traten de buscar estos términos.

Herramienta que utilizaremos: Screaming Frog y Google Trends.

Backlinks

Se trata de un factor clave para el correcto posicionamiento SEO off-page. Cuantos más enlaces entrantes tengas a tu página web, mejor posicionada estará, pero cuidado, pues tienen que ser enlaces de calidad. Si tienes una barbaridad de enlaces entrantes de “páginas basura”, el resultado puede ser contraproducente. En caso de que dispongas de pocos enlaces entrantes, puedes hablar con nosotros para que te desarrollemos una campaña de linkbuilding que mejore el posicionamiento natural de tu página web.

Herramientas que utilizaremos: MozBar o Ahrefs.

Velocidad de la página web

Para Google lo más importante, al fin y al cabo, es que los usuarios disfruten de una buena experiencia y para ello, la navegación tiene que ser rápida y eficiente en cuanto a recursos.

Para que Google no te penalice, tu página web tiene que cargarse en menos de 4 segundos… tic, tac, tic, tac… En caso de que vaya más lento, habrá que comprobar las razones de la tardanza con la carga y proponer soluciones de optimización o de cambio de hosting.

Herramientas que utilizaremos: GTmetrix y/o Google Page Speed Insight.

Con este breve análisis podrás comprobar los principales factores SEO que pueden afectar a tu página web, pero si quieres optimizar tu posicionamiento SEO a primer nivel, lo mejor es que acudas a nosotros para que te la dejemos perfecta. ¡Ah! y que no se te olvide que, al fin y al cabo, si el contenido de tu página web no es de calidad, será muy, pero que muy complicado posicionarla adecuadamente.

¿Listo para una auditoría SEO profesional? Contacta con nosotros.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.