seo y cro

SEO y CRO: ¿dónde poner el foco?

1024 690 Prestigia

Cuando uno aterriza por primera vez en el mundo del marketing online siente cierta confusión. Existen tantos términos y siglas que lo fácil es perderse: SEO, SEM, SMM, CPC, CRO, inbound marketing, …. Por eso hoy queremos resolver desde Prestigia una de las dudas más frecuentes: el aparente conflicto entre SEO CRO.

Ambos conceptos son independientes pero están interrelacionados y, lo más importante, tanto el SEO como el CRO nos ayudan a optimizar contenidos, ganar visitas, convertirlas en contactos … ¿Cómo? Sigue leyendo 😉

SEO y CRO: qué son y qué hacen

El SEO (Search Engine Optimization) no es más que la Optimización de una página web para los Motores de Búsqueda, es decir, son las técnicas que se implementan para aparecer lo más alto posible en los resultados de búsqueda de Google -o cualquier otro buscador- y atraer visitas a la página web.

El objetivo del SEO es optimizar un sitio web para se posicione entre los primeros resultados por búsquedas relativas a una serie de palabras clave determinadas. De esta manera, cuando el usuario realice una búsqueda con esas palabras clave, nos encontrará fácilmente y podremos atraer tráfico orgánico cualificado a la página web. Para lograrlo pone el foco en muchos aspectos: elementos onsite (urls, title, H1,…) inbound marketing, enlaces internos, linkbuilding, y hasta la experiencia de usuario es importante.

Vayamos con el segundo protagonista de este post. Las siglas CRO hacen referencia al Conversion Rate Optimization, es decir, la Optimización del Ratio de Conversión. De forma más llana lo definiríamos como las técnicas que se llevan a cabo para incrementar cualquier tipo de conversión (leads, ventas…).

Un aspecto muy importante que hay que aclarar sobre el CRO es que su función no es aumentar las visitas a una web sino lograr que las visitas de una web conviertan más. Por ejemplo, si tu negocio online tiene 2.000 visitas al día y compran un 3% de los usuarios que acceden, el CRO no te ayudará a conseguir 5.000 visitas sino a incrementar el porcentaje de ventas, de forma que con las mismas visitas vendas más, pasando del 3 al 5 o al 8%.

A la hora de decidir las técnicas para mejorar la conversión hay que tener en cuenta distintos factores como el dispositivo, el comportamiento del usuario en la página (aquí será muy importante la experiencia de usuario), o el público potencial.

SEO y CRO: ¿juntos o por separado? 

Y ahora vayamos al quid de la cuestión en la relación SEO y CRO: ¿cuál es más importante?, ¿en cuál deberías poner todo tu esfuerzo?, ¿dará mejores resultados el  SEO o el CRO?

No hay una única respuesta a estas preguntas. En primer lugar, depende de tus objetivos. Si tienes un blog y solo quieres ganar más visitas, te interesará dar prioridad al SEO pero si quieres que los usuarios te dejen sus datos de contacto en un formulario de tu blog, necesitarás apoyarte también en el CRO. Lo mismo sucede en los negocios online, donde SEO y CRO son esenciales, compatibles y se complementan.

Una cosa está clara: tener mucho tráfico sin conversión, o una excelente tasa de conversión sobre muy pocas visitas, no da buenos resultados en ninguno de los dos casos. Por eso, la mejor opción es trabajar SEO y CRO conjuntamente. El primero atraerá visitas y el segundo las convertirá. Sin embargo, en las relaciones no todo es color de rosa, tampoco cuando hablamos de optimizar y convertir.

Conflictos habituales entre SEO y CRO

Uno de los conflictos más habituales a la hora de llevar a cabo una estrategia combinada de SEO y CRO está en la elección de las palabras clave (de éstas dependerá que el público llegue a tu web a través de los buscadores). Pero si estas keywords se plantean sin tener en cuenta los objetivos de conversión, corremos el riesgo de que el usuario no convierta y se marche.

Por otra parte, la optimización SEO on-page también puede afectar a la conversión del usuario. En este sentido, los principales conflictos son la sobre-optimización -que reduce la confianza del visitantes-, o el uso excesivo de enlaces -que puede distraer al usuario y acabe abandonando la web-.

Respecto a los problemas que el CRO provoca en el SEO, los más habituales son la realización de test de prueba y los resultados de los mismos. Google no penaliza cuando decidimos hacer A/B testing aunque es fácil que cometamos errores de configuración que tengan un impacto negativo en el SEO: porque Google detecta cloaking o contenido duplicado, provocamos un retraso en la velocidad de carga, o incluimos algún redireccionamiento no deseado.  

Recomendaciones para combinar SEO y CRO

Estamos en la recta final de este post y algo tenemos claro: SEO y CRO es mejor trabajarlo juntos aunque a veces este dúo dinámico provoque situaciones conflictivas. Por eso, la pregunta del millón sería… ¿cómo combinar ambas técnicas con eficacia? Dependerá de cada caso pero te dejamos algunas recomendaciones:

  1. Define el objetivo general del sitio web, y los objetivos particulares de cada página interna (landings)
  2. Busca un equilibrio en la estrategia de palabras clave, combinando palabras más genéricas y mayores volúmenes de búsqueda (SEO), con palabras clave y expresiones más concretas (CRO).
  3. Asigna keywords SEO a las páginas orientadas a atraer visitas; y keywords CRO a las páginas orientadas a la conversión.
  4. Enlaza internamente las “páginas SEO” con las “páginas CRO”, para que el usuario navegue con fluidez y pueda llegar con facilidad a la conversión.
  5. Piensa en el usuario a la hora de optimizar. Si siempre se ha dicho que el contenido es el rey, también hay que dejar claro la importancia de optimizar pensando más en el usuario y no tanto en el buscador.
  6. Configura correctamente tus test A/B para prevenir errores de indexación de Google.
  7. Cuenta con Prestigia para desarrollar una estrategia SEO – CRO ganadora 😉

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.