Transformación digital: renovarse o morir

1024 683 Prestigia

La capacidad de transformación y evolución que tiene la humanidad es, simplemente, impresionante. En las últimas décadas la tecnología ha ido ganando terreno en la sociedad y a día de hoy forma parte de nuestras vidas de una forma transversal: en nuestra vida personal, en el trabajo, en nuestro tiempo de ocio…Estamos en plena transformación digital, un momento que algunos expertos tachan de “cuarta revolución industrial”.

Con este telón de fondo, las empresas se encuentran en un vía crucis donde tienen que decidir si adaptarse o morir. Cualquier negocio que quiera mantenerse a flote o triunfar necesita ir al ritmo de la tecnología y adaptarse al presente y al futuro no solo del mercado sino de la sociedad en general.

Por ejemplo, en alguna ocasión hemos comentado que desde hace un par de años los dispositivos móviles son el principal canal a través del cual los usuarios acceden a Internet. Por lo tanto, las webs corporativas y tiendas online deben ser responsive si quieren adaptarse a esta nueva realidad y en algunos casos plantearse disponer de una app que mejore la experiencia de usuario. Pero este es un ejemplo entre muchos. Vayamos al principio:

Iniciar un proceso de transformación digital

Según un estudio de IDC, cuatro de cada cinco pymes afirman que sus beneficios e ingresos mejoran a medida que apuestan por la transformación digital de sus negocios.

Las pequeñas empresas ya se han dado cuenta de que necesitan emprender esa transformación digital si quieren sobrevivir a un mercado cada día más competido pero ¿por dónde empezar? Pasar de un modelo totalmente “analógico” al mundo digital puede dar un poco de vértigo. Por eso, hoy os ofrecemos algunas recomendaciones para iniciar un proceso de transformación digital sin sobresaltos:

1. Evaluación. Antes de embarcarte en la digitalización de tu empresa es importante que sepas en qué punto estás. La transformación digital es mucho más que crear una app o una página web, se trata de un proceso tanto interno como externo que afectará a la totalidad de tus procesos.

2. Renovar la cultura corporativa. Una vez que hayas decidido iniciar este proceso, deberás adaptar tu cultura corporativa a esta nueva realidad. Eso implica también liderazgo, contar con el apoyo de la alta dirección y preparar e incentivar adecuadamente a los empleados.

3. Aprender a comunicar. La forma de comunicar con tus clientes nunca volverá a ser igual. Deberás incorporar nuevos medios y canales para llegar no solo a los clientes de siempre, sino a todo el público objetivo potencial que tienes a tu disposición con la digitalización de tu empresa. Las posibilidades son casi infinitas: quizás puedes crear un blog, estar en redes sociales o abrir un canal en Youtube.

4. La nube es tu amiga. El mercado ofrece ya un sinfín de herramientas que hacen la vida más fáciles a las empresas y que, con una buena planificación, puedes integrar progresivamente en tu empresa.

5. La ciberseguridad ha dejado de ser una opción, es una obligación. Como hemos señalado desde la división de seguridad de Prestigia, la PYME sigue siendo la principal afectada por riesgos de ciberseguridad, con pérdidas millonarias para aquellas que no han tomado medidas.

Casos de éxito de transformación digital

Compartir experiencias y conocer cómo otros se han enfrentado a la transformación digital te puede servir de ayuda para comenzar la digitalización de tu empresa. Por eso, hoy queremos compartir contigo algunos casos de éxito en transformación digital. 

BBVA y CaixaBank. El sector bancario está siendo uno de los más pioneros a la hora de llevar a cabo su transformación digital. Ambos cuentan con apps a través de las que facilitan las gestiones financieras de sus clientes. De hecho, cada día es menos necesario acudir a la oficina ya que la mayoría de operaciones pueden realizarse a golpe de clic. Sin embargo, esta transformación va más allá de contar con una aplicación móvil. BBVA, por ejemplo, también está al mando de Valora, una web donde los usuarios pueden consultar el precio de las transacciones de inmuebles similares, cuáles son los costes de tener una hipoteca con el banco, etc.

Por su parte, CaixaBank, junto con Telefónica y El Corte Inglés son las empresas líderes en transformación digital en nuestro país, según el Estudio Advice de Éxito Empresarial.

Zara y El Corte Inglés serían dos empresas del sector textil y la distribución que han reforzado su digitalización en los últimos años. La primera ha impulsado la venta e-commerce en el sector retail. Para lograrlo, uno de sus grandes avances consistió en rediseñar sus procesos de producción. Así, a día de hoy, gracias a la información que obtienen de sus clientes, los diseñadores, por ejemplo, pueden monitorizar las compras en tiempo real y determinar, junto con otros patrones, el camino a seguir de los próximos diseños.

En el caso de El Corte Inglés, además de incrementar sus ventas online un 60% en 2016, la compañía también está inmersa en la transformación digital de sus tiendas físicas. Por ello, entre otras acciones, ha incluido el pago a través del móvil en sus establecimientos, dispone de  Fichas Integradas Digitales para que el cliente pueda obtener toda la información de un producto sin necesidad de preguntar a un dependiente y algunos de sus departamentos han sustituido el tradicional catálogo por tablets.

Estos son tan solo algunos casos de transformación digital que han tenido éxito en España. Sin embargo, la digitalización no es una cuestión que atañe únicamente a grandes empresas. Pymes, entidades de la sociedad civil y administraciones públicas deben ponerse a trabajar en sus procesos de transformación digital si quieren seguir el ritmo de las nuevas tecnologías y adaptarse a las necesidades de los usuarios, que cada vez realizan más gestiones en el mundo digital. En próximos posts traeremos algunos buenos ejemplos de las que ya lo han hecho.

1 comentario
  • Julian Porras

    Muy buen artículo y muy cierto.
    Con la evolución a pasos agigantados que estamos teniendo desde que surgió Internet hace apenas 30 años y que hoy en día tiene acceso casi todo el planeta, la empresa que no esté en él NO EXISTE.

    Y también hay que reseñar que como todo esto sigue evolucionando, no sólo sirve estar, a día de hoy sí, pero hay que estar renovandose continuamente porque en el futuro NO EXISTIRÁ la empresa que no esté en otro avance tecnológico.

    Saludos

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.